Cuando las Cosas Van Mal Utilicemos a Nehemías en la Biblia

En muchas ocasiones es natural que cuando las cosas van mal experimentemos un poco de frustración y hasta un cierto rechazo de algunas personas. Lo mismo pasa cuando nos equivocamos pero, ¿qué hace el cristiano cuando las cosas van mal?. Esto lo veremos con claridad en la historia de quién fue Nehemías en la Biblia.

En el 1er capítulo de Nehemías encontraremos la clave principal para enfrentar la adversidad. 

Veremos las herramientas que utiliza Nehemías para luchar contra las dificultades o situaciones que están más allá de su capacidad. Eventos que se escapan de nuestras manos, quizás un hijo adolescente metido en las drogas o en vandalismo, un esposo con problemas de alcohol, violencia familiar, un jefe insoportable, pérdida de trabajo, depresión en fin, cualquier cosa que pueda estar agobiándonos en este momento.

 Conocer la historia de Nehemías nos dará la fuerza y la sabiduría que necesitamos para seguir adelante con todas nuestras luchas.

Quién fue Nehemías en la Biblia


Quién fue Nehemías en la Biblia

Nehemías fue un hombre Judío del tiempo de la dominación Persa que un día recibe una noticia que amarga su corazón. Se entera que el resto del pueblo de Israel, los pocos que quedaba en Jerusalén, se encontraba desolados y sin esperanzas. Sus murallas estaban destruidas y sus puertas incendiadas.  Nehemías 1:3

Esta noticia produce un sufrimiento enorme en Nehemías, quizás igual como podrías estar en estos momentos.

La biblia nos presenta a Nehemías en angustia, tenia un sufrimiento y estaba lleno de impotencia y frustración. Deseaba  poder ayudar a su pueblo pero no sabía cómo hacerlo.

Como hombre fiel a Dios, Nehemías recurrió a su único refugio, la oración. El necesitaba que Dios le hablara y aclarara sus pensamientos. Necesitaba sabiduría para saber cómo proceder.

Cómo Empezar a Orar


 Dice las escrituras:

Al escuchar esto, me senté a llorar; hice duelo por algunos días, ayuné y oré al Dios del cielo. Nehemías 1:4

Quizás podrías preguntarte ¿Cómo hacer una buena oración?. Podemos llegar a pensar que tenemos tanto tiempo de no hablar con Dios que no somos merecedores o puede que se nos haya olvidado cómo empezar a hablar con Dios.

Quién es tu Dios


El Inicia con una alabanza fuerte reconociendo quién es su creador.

Por eso, cuando te sientas en dificultad orale al señor. Si te sientes que no puedes más, orale con fe y fervor porque El te escuchará. Como Nehemías, empecemos reconociendo quien es nuestro creador. No le digas a Dios lo que El tiene que hacer contigo sino, pidele que puedas entender sus caminos y hacer su voluntad.

Es cierto que muchas veces podemos tener miedo de decir «Señor haz de mí lo que tu quieras» somos débiles siervos pero el señor es misericordioso y siempre nos espera con los brazos abiertos.

 Si queremos ser cristiano debemos estar dispuesto a aceptar el plan que Dios ha creado para nosotros. Por eso, No Tengas Miedo.

El Confiesa que ha Fallado


Muchas veces esto nos cuesta mucho pero este es el primer paso para acercarnos a Dios. A veces llegamos a pensar que solo nuestro prójimo es que tiene la culpa y llegamos a creernos que estamos 100% en lo correcto.

Cuando pidas por tu esposo, por tus hijos que quizás no obedecen o por tu jefe que es esto…, no olvides que también nosotros fallamos. Dios se manifiesta en la humildad por eso reconozcamos que también nosotros fallamos.

Muchas veces criticamos a nuestros hijos, renegamos de nuestra historia familiar y le desobedecemos a Dios constantemente. 

Aprendamos a pedir perdón como Nehemías.

Nehemías pide perdón por sus faltas y la de su familia.

Dice la escritura:

«…Confieso que los israelitas, entre los cuales estamos incluidos mi familia y yo, hemos pecado contra ti. Te hemos ofendido y nos hemos corrompido mucho; hemos desobedecido los mandamientos, preceptos y decretos que tú mismo diste a tu siervo Moisés». Nehemías 1:6

Otra cosa importante es que Nehemías conoce la Torá, lo que hoy es la biblia, sabe lo que Dios ha prometido.

Nehemías Reclama las Promesas de Dios


Nehemías reclama las promesas de Dios

Esta es una herramienta muy interesante porque lo que Dios promete lo hace. ¿Entonces, qué necesitamos para usar en nuestra oración las promesas de Dios? Necesitamos conocer las escrituras, lo que contiene la biblia.

Yo les invito a siempre tener presente la oración pero también, el estudio de las escrituras. Pídele a Dios que te permita entenderla y grabarlas en tu corazón. 

Siguiendo con la oración de Nehemías, encontramos también en su oración lo siguiente. 

»Recuerda, te suplico, lo que le dijiste a tu siervo Moisés: “Si ustedes pecan, yo los dispersaré entre las naciones: 9 pero, si se vuelven a mí, y obedecen y ponen en práctica mis mandamientos, aunque hayan sido llevados al lugar más apartado del mundo los recogeré y los haré volver al lugar donde he decidido habitar”. Nehemías 1:8

Nehemías presenta su Petición al Señor con Humildad


 «Te ruego Señor que des gracia a tu siervo para que encuentre favor ante mi rey.

Para ese entonces Nehemías era el copero del rey, contaba con su aprecio pero tenía miedo pedirle ayuda para Jerusalén, su pueblo. 

El necesitaba saber cómo hablarle al rey, pedirle que ayudara pero no encontraba la forma de hacerlo. Es igual como cuando tienes un problema con alguien pero no encuentras la forma. Haz lo mismo que Nehemías.

Despues de su oración, Dios lo escucha y él recibe la iluminación y la sabiduría que necesita.

Pensemos que muchas veces necesitamos hablar con nuestros hijos, con nuestro jefe o nuestros esposas(os) pero, no entendemos que necesitamos prudencia y sabiduría. Utilizar las palabras correctas es de sabios, tener la conversación en el momento más oportuno es prudencia.

Nehemías no se lanzó ante el rey lleno de orgullo o confiando en el mismo, más bien se puso en manos de Dios y El le recompensó con la escucha y el favor del rey.

No tengas miedo, imaginate si Maria hubiese tenido miedo, no hubiera tenido a Jesús nuestro salvador. Por eso confía en Dios y no temas, presentale tus temores y dificultades y EL te ayudará avanzar.

ORACION


Señor Jesus, gracias por tu infinito amor para conmigo y mi familia. Sabemos que muchas veces nos equivocamos, te ponemos a un lado y no te damos el primer puesto. Hoy venimos ante ti humillados, porque tú dices en tu palabra que el que toca a la puerta se le abrirá. Hoy estamos aquí tocando a tu infinita misericordia para que nos ayude en nuestro hogar, trabajo o enfermedad.

Danos la sabiduría de Nehemías para saber hablarte, hablarle a nuestros hijos, esposos(as), jefes y/o profesores. Que tu señor conduzcas nuestras palabras y nuestras vidas.

AMEN

Gracias por estar con nosotros,

Ahora es tu turno, cuéntanos tu experiencia. ¿Acostumbras orar? ¿Te ha ayudado Dios a través de la oración? ¿En qué te ha ayudado? Comparte, recuerda que tu experiencia puede ayudar a otros.

Hasta la Próxima

Yanuaria

Por favor síguenos y danos un me gusta:
error

3 comentarios en “Cuando las Cosas Van Mal Utilicemos a Nehemías en la Biblia”

  1. Gracias por tu enseñanza…si oro a mi Dios todos los dias..El me a escuchado y contestado siempre..me sano de mi artritis..y ayudó a mi mama a tener su visa..y muchisimas bendiciones mas…Dios los bendiga…y Maria Santisima los cubra con su manto bendito 🙏🙏😂

Deja un comentario