Cómo Resolver Problemas en el Matrimonio [8 Pasos que no Fallan]

Hola Amigos, sabemos que los matrimonios en ocasiones necesitan cierta renovación. Es cierto que nos fallan,  a veces nos equivocamos, nos sentimos sin fuerzas, nos desanimamos, pensamos que amar como Cristo se nos hace imposible, incluso podrías decir, ya no quiero seguir luchando.

Quiero que sepas que no estás solo. Tengo una buena noticia para ti.

Esta vez vamos a poner nuestra esperanza en Cristo, vamos a dejarnos amar primero por Dios. Vas a ver como luego todo tiene sentido y las cosas vuelven a su lugar.

Resolver conflictos en el Matrimonio

Los que vivimos una vida de casados sabemos que llevar un matrimonio no es sencillo

así que deseo darte ciertos recomendaciones para que tengas la oportunidad y la fuerza de saber COMO RESOLVER PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO con alegría. Fíjense en una cosa, las parejas debemos atizar la llama del amor constantemente para mantener el fuego del amor encendido.

Otra cosa, las parejas deben poseer las herramientas necesarias para poder combatir las crisis que se producen dentro del matrimonio.

Por último, es de mucha importancia poder identificar el ¿por qué entra el matrimonio en crisis? ¿por qué nos estamos enojando con tanta frecuencia? ¿Cuál es el origen del problema y cómo puedo dejárselo saber a mi pareja? Qué puedo hacer?

Si tienes dudas sobre estas preguntas este artículo es para ti. Al final también les dejaré unos libros que considero serán de gran valor para ustedes, Yo los considero una inversión para el matrimonio.

Nos equivocamos, cometemos errores por falta de conocimiento, incluso llegamos a pensar que la única salida que tenemos es el divorcio. Pero para Dios nada es imposible, No es así?

Si queremos mantener nuestro matrimonio, vamos a doblar rodillas y pedirle a Dios su luz y fortaleza. Debemos tener claro que hicimos un compromiso ante Dios, «Prometo amarte hasta que la muerte nos separe».

Fuente Consultada: Vocabulario de Teología Bíblica

COMO RESOLVER PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO

1.INVITA A DIOS A TU HOGAR

Muchas veces llegamos al matrimonio con muchas heridas de nuestra niñez más se suman las diferencias de nuestro cónyuge. Para esto debemos estar bien alimentados de Dios y su espíritu santo para poder combatir con el enemigo que desea separarnos de Dios y destruir los matrimonios.

Orar frecuentemente y leer las escrituras son un excelente medio para obtener sabiduría y recuperar fuerzas. Que sea ahora alimentarte de Dios tu principal enfoque. Dedicale tiempo a la lectura de la biblia y los libros de enseñanzas cristianas y verás hermosos resultados.

2. LOGRAR UNA COMUNICACION EFECTIVA

Fatlta de Comunicación

MIs amigos la comunicación no significa intercambio de preguntas y respuestas, más bien intercambio de algo que es realmente personal.

Ejemplo: Me gustaria que me abrazaras todos los días, me hace sentir más segura.

La verdadera comunicación no son conversaciones superficiales, muchas veces la utilizamos como pantalla, para hacer creer que todo esta bien. 

Muchas veces huimos de los temas que realmente importan en la vida matrimonial por temor a revelar nuestros verdaderos sentimientos o abrir viejas heridas. Nos convertimos en personas aéreas sin darnos cuenta.

Comunicación Eficaz: Me gustaria que cuando llego del trabajo puedas detenerte un poco de tus que haceres para saludarme. Me haria sentirne acojido.

La verdadera comunicación entre esposos se da al compartir los sentimientos y los temores con libertad. Tengamos en cuenta que la peor violencia en el matrimonio es el silencio.

Ocultar las cosas que para ti son realmente importante pero que tu cónyuge quizás no sabe, destruye relaciones. Para este problema, quitémonos los escudos de protección y comuniquémonos de verdad con sinceridad.

3.EVITA EL EGOISMO

Evitar-el-egoísmo

El egoísmo es el principal enemigo del amor en el matrimonio por no decir el único. Mil veces el egoísmo se nos presenta enmascarado reclamando toda clase de derechos, exigiendo amor, comprensión y cuidados.

Muchas veces nos justificamos, ponemos pretextos para quedar bien. Nos acostumbramos a creer que nosotros sí lo estamos haciendo bien, que el problema es el otro.

Antes de casarnos, nos esforzábamos, enviábamos flores, tarjetas, visitas sorpresivas, comidas especiales, tiempo de calidad donde sí escuchábamos al otro. Pero y ahora? se acabó el encanto?. Piénsalo! Ahí está el egoísmo actuando.

El egoísmo renuncia a hacer algo por el otro si no es recompensado, de esta manera entra el amor en hibernación.  Para solucionar este problema, debemos aprender a amar de forma total y sin condiciones. Así como el amor de Cristo por su iglesia.

Si sientes que no puedes, que no tienes fuerzas para amar de esta manera, entonces busca un poco más de Dios y deja que Cristo te ame primero. Hacer esto reconstruye matrimonios y familias para Cristo.

«Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra». (Ef 5:25-26 )

4. EVITA EL DESENCANTO PERO ¿COMO HACERLO?

Es fácil, el desencanto es un círculo vicioso, que a medida que el tiempo pasa inmoviliza el amor, se atrofia cada parte de él. Haz algo diferente con tu pareja, por lo menos una vez al mes. Si dejamos de injertarle combustible al matrimonio, es natural que esta llama se apague.

Cuando no riegas el corazón de tu esposo o esposa, este se marchitará y terminará acabando con tu relación. Sé que si estas en esta situación no quiere decir que el amor está muerto, pero sí que está inmovilizado por el desencanto.

  A este conflicto, pongamos atención a nuestra pareja, estudiemos sus necesidades y tratemos de complacerlo. Da tú el primer paso! No te arrepentirás.

 «Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa» (Efesios 5:25-26)

5.EVITA LA RUTINA

Lo que se repite, pierde frescura, novedad e interés. En la vida de parejas la rutina es un parásito, sin que nadie se de cuenta este corroe y va ocupando espacio para dañar el matrimonio. Se pierde la novedad y los pequeños detalles.

El enemigo más temible del matrimonio, está dentro y es silencioso. Por eso estemos atentos de los pequeños detalles que nos saquen de la rutina. Hoy proponte tú hacer algo diferente que saque de la rutina tu matrimonio.

Para obtener luz cuando todo parece rutinario y combatir los conflictos del diario vivir, me gusta mucho consultar en fuentes de sabiduría. Te recomiendo leer la biblia y utilizar libros de consultas como «el poder de la mujer que ora«, desafío del amor, El matrimonio feliz o «la imitación de Cristo«. Estos libros son súper económicos y valen una fortuna por todo lo que pueden hacer por tu familia.

button_comprar-aqui

6. HAY QUE PEDIR PERDON Y SABER PERDONAR

Muchas veces nos encerramos en nuestro propio ego. Nos negamos a perdonar o pedir perdón. Vivimos  en la espera de que sea el otro que tome el primer paso. La falta de perdón enferma y destruye el matrimonio.

No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará. (Lucas 6:37)

7. MEJORA LA INTIMIDAD Y EL PERDON

La manera en que nos expresamos durante la intimidad con nuestra pareja, tiene que ver con lo que tenemos en nuestro corazón. Para vencer el enojo y recuperar la armonía en el matrimonio, hay que saber pedir perdón con sinceridad, esto es vital para una relación íntima saludable.

«Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo» (Efesios. 4:32)

8. DEJA LA INFIDELIDAD EN EL PASADO

La confianza se ha roto, qué hago? Por lo general el dolor de la traición pueden afectar el buen juicio, por eso tómate tu tiempo y luego va a ser necesario saber las razones que condujeron a tu pareja a hacerlo. Trabajar las causas de la infidelidad será la llave para que no vuelva a suceder.

Tener como objetivo recuperar la confianza y no ser invasivo después del hecho, será vital para recuperar la salud del matrimonio. Si sientes que no puedes perdonar eso, pídeselo a Dios y él te dará la fuerza.

NUNCA TE OLVIDES

Para llevar un matrimonio en armonía, el amor de parejas debe ser tardo para irritarse y rápido para perdonar. Saber escuchar con atención las cosas que le molestan a tu pareja y siempre  tener a Dios como guía.

El matrimonio es difícil, pero sí!, se puede llevar en santidad. La condición es que hay que estar dispuestos a resolver los problemas del egoísmo, el desencanto y la rutina al igual que la falta de perdón y la mala comunicación pues son factores que destruyen la vida conyugal.

Si sientes que tu matrimonio necesita cierta renovación, no dudes en tomar acción!, no esperes que las cosas empeoren. Pídele a Dios que te ayude, por grande o pequeño que sea el problema, no te sientas abandonado, Dios siempre está ahí para ti. Es muy difícil que un matrimonio no tenga solución.

Si quieres conocer más sobre cómo solucionar las dificultades en el matrimonio o si deseas saber más sobre cómo llevar un Matrimonio según la biblia, te invito a seguir aprendiendo e investigando sobre el tema.

AHORA YA SABES COMO RESOLVER PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO

Esto ha sido solo el principio, ahora debes empezar una vida nueva junto a tu pareja. Recuerda que debes ponerlo en práctica!

Aquí te dejo dos libros que personalmente utilizo siempre y que cambiaron la forma en que veo hoy el Matrimonio, son un tesoro: El desafío del amor, El matrimonio feliz

El desafió del amor, es un libro especialmente para parejas que estén pasando por momentos de dificultades. Es increíble ver cómo puede reconstruir un matrimonio a punto del divorcio. Allí el autor aconseja a las parejas a invertir tiempo en su matrimonio, ver que la familia es nuestra mejor inversión.

En conclusión, es un libro de acción para reconstruir un matrimonio en 40 días. Por experiencia les digo, que al final de leer este libro, mi matrimonio cambió para bien.

button_comprar-aqui

El Matrimonio Feliz, es un libro perfecto para las personas que están por casarse o para los casados que necesiten ampliar su conocimiento. Es una obra increíble para aprender cómo llevar un matrimonio feliz y conocer el compromiso que asumimos cuando nos casamos. Este libro es como ir a la escuela del amor.

button_comprar-aqui

La biblia de Jerusalén, es una de las mejores biblias de estudios por la fidelidad que tiene en su traducción. Estoy convencida de que Dios nos habla a través de ella y  es la mejor manera de recibir respuestas de parte de Dios.  Por eso, si deseas que Dios te hable sobre cómo mejorar tu matrimonio, utiliza la biblia, Dios te responderá.

Esta catequesis está basada en COMO RESOLVER PROBLEMAS Y CONFLICTOS DENTRO DEL MATRIMONIO.

Si te ha gustado el artículo déjanos tu comentario  o pregunta debajo.

Recuerda que tu experiencia puede también ayudar a otros.

Muchas bendiciones y hasta la próxima

YANUARIA

ybatista@nuestrabibliacatolica.com

Por favor síguenos y danos un me gusta:
error

8 comentarios en “Cómo Resolver Problemas en el Matrimonio [8 Pasos que no Fallan]”

  1. Me encantó pues toca los temas directo y me hizo meditar de mi matrimonio, Lo de la rutina me da de frente pues me asusta ,es cierto te das cuenta cuando la rutina esta haciendo daño.

  2. Muy buen articulo, claro y de mucha relevancia. Opino que en la sociedad en que vivimos y con tantos mensajes adversos al plan de Dios en las redes, comunicaciones como esta verdaderamente pueden marcar la diferencia. En especial cuando hablamos de un tema tan importante como el matrimonio el cual lamentablemente es tomado a la ligera y pocos estan verdaderamente instruidos para saber como sostenerlo y lo que implica vivirlo desde un punto de vista cristiano.
    Great Job! ❤

  3. Me ha encantado este artículo, pues para llevar un matrimonio se requiere alimentarse día a día, llenarse de sabiduría y amor. Gracias por compartirlo será de gran ayuda para llevar un #matrimoniomasfeliz

  4. Hola gracias por los temas y tácticas para seguir en la lucha por un matrimonio mejor y santificarnos por medio de el. Doy pláticas prematrimoniales y esta información me fue de mucha ayuda. Gracias

    • Hola Rosenda que maravilloso lo que haces. Me encanta ese ministerio porque matrimonios santos, hijos ejemplos para nuestra sociedad que tanto lo necesita.

      Sabes que estamos aquí siempre para ayudar en lo que necesites.

      Gracias por tu comentario

Deja un comentario